Pulse en la imagen para conseguir una colección como ésta.

Coleccionar minerales es una aficción gratificante, asequible y de evidente interés científico.

Hay muchos tipos distintos de colecciones. Algunas son generales o sistemáticas y tratan de reunir el mayor número de ejemplares de minerales posible. Otras se especializan en un formato o una propiedad concreta.

Destacan, por su interés estético, las colecciones de cristales, cuyo precio es más elevado- Una alternativa es coleccionar
micromounts, ejemplares del tamaño de una uña con cristales-
Aunque para apreciar bien los ejemplares es necesario usar
una lupa, es una manera asequible de conseguir una colección de cristales, que además ocupa muy poco espacio.

Otros aficionados prefieren colecciones temáticas: cuarzos, minerales con inclusiones o minerales verdes. En realidad, hay tantas posibilidades como coleccionistas.

Hay también colecciones que incluyen rocas, es decir,
asociaciones de minerales- Su interés científico y docente es
tan grande o más que el de los minerales, y tienen la ventaja de ser abundantísimas. Una colección de rocas es un interesante complemento de una de minerales.

Las gemas son también objetos de colección. Reunir una
de estas colecciones no resulta tan caro como puede parecer.
Para evitar la adquisición de gemas sintéticas, creyendo que
son naturales, recomendamos comprarlas a profesionales.
En la A P N existen gemólogos que aseroran adecuadamente al aficionado.

Los formatos en los que se venden los ejemplares están
bastante unificados- Se clasifican según el tamaño de las cajas, de cartón o plástico, en las que se guarda cada ejemplar, y abarcan desde el 3 x 3 de las colecciones de micromounts hasta el 8 x 8 de los docentes- Los formatos 4 x 4, el 5 x 5 y 6 x 6 son los más utilizados en sistemática.